Aprodeh: Cumplimos 38 años de lucha por los derechos humanos y la memoria viva

Era setiembre de 1983, el país estaba inmerso un periodo de violencia. Por un lado el grupo terrorista Sendero Luminoso realizaba acciones terroristas en el interior del país y del otro las fuerzas armadas y policiales aplicando una estrategia anti subversiva que incluía, secuestro, tortura, violación, asesinato, y desapariciones forzadas.

Es en ese momento histórico, en un contexto donde aparecían centenares de denuncias sobre estos hechos, se funda la Asociación Pro Derechos Humanos APRODEH con la participación de jóvenes profesionales y activistas.

Desde su fundación el 12 de septiembre de 1983 APRODEH inició una batalla en defensa de los Derechos Humanos, alertando, denunciando y defendiendo, acompañando a las organizaciones de víctimas como ANFASEP, y centenares de familiares que en forma individual buscaban a los desaparecidos o que eran denunciados falsamente de terrorismo.

Han transcurrido 38 años de lucha incansable, por verdad, justicia, libertad, equidad. En estos años, APRODEH ha recibido diversos reconocimientos por su labor, pero lo más importante, el respeto y confianza de organizaciones de víctimas, sindicatos, instituciones nacionales e internacionales.

Se ha logrado obtener condenas a violadores de Derechos Humanos como en el Caso Cabitos 83, Chuschi, Chumbivitcas, Cantuta, Barrios altos, Santa, Pedro Yauri, Sótanos del Sie, Gómez Palomino entre otros, así como la condena a Alberto Fujimori. La labor en búsqueda de justicia, no sólo se ha realizado en el ámbito interno si no también internacional. Es así que se han obtenido diversas sentencias ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, incluso una sentencia contra el estado de Ecuador por la desaparición de un ciudadano peruano en el Ecuador en el contexto del conflicto armado internacional.

Nuestra labor continúa y se extiende. Hoy APRODEH está presente en Lima, Apurímac y Ayacucho. Desde estas sedes se realiza la defensa de los ciudadanos criminalizados por la defensa del territorio y medio ambiente. La lucha por la memoria, contra el negacionismo y la indiferencia es constante.

Decenas de personas han trabajado en APRODEH, o han sido voluntarios en las diversas áreas, impregnando su labor no solo con capacidad si no con mística y profundo compromiso por cambios sociales, por respeto a la dignidad humana.

Hoy cumplimos 38 años y es ocasión para renovar nuestro compromiso de luchar por un mundo diferente, por una sociedad con justicia y equidad.