CASOS LEGAL > Ayacucho

Caso Huancapi


Hechos

El 19 de abril de 1991, en Huancapi (capital de la provincia de Víctor Fajardo, Ayacucho), los pobladores Zenón Huamaní Chuchón, Eleuterio Fernández Quispe, Napoleón Quispe Ortega, Onofredo Huamaní Quispe, Luis Amaru Quispe y Julio Arotoma Cacñahuara y celebraban su inscripción como candidatos a las elecciones complementarias municipales por la lista de Izquierda Unida Socialista.

Tras ello, decidieron regresar a sus casas ubicadas a unas cuadras de la Plaza principal de Huancapi. En el camino, daban vivas a su partido. El primero en llegar fue Julio Arotoma, profesor y Director de la UGEL, quien luego de despedirse de sus compañeros, ingresó a su domicilio. Los cinco restantes, al retomar su camino, fueron intempestivamente interceptados por una patrulla del Ejército de la Base Militar de Huancapi al mando del entonces Sub Teniente José Luis Israel Chávez Velásquez conocido como “Centauro”, quienes procedieron a agredirlos y obligándolos a ser conducidos a la base militar distante a unas cuadras del lugar. En esas circunstancias, los detenidos, a viva voz, llaman a su compañero Arotoma, quien al escuchar los gritos de sus compañeros, salió de su domicilio, siendo inmediatamente intervenido y detenido al igual que sus compañeros. Ante esta situación, Honorata Oré –quien tenía ocho meses de embarazo– salió a defender a su esposo Julio Arotoma, pero también es detenida. Los siete pobladores son conducidos a la Base de Huancapi, desconociéndose hasta la actualidad su paradero. Algunos familiares de los detenidos presenciaron el momento en que los militares trasladaban a los detenidos a la base militar y reconocieron al subteniente “Centauro”, los militares trataron de ahuyentarlos haciendo disparos al aire y apagando el motor que proveía de energía eléctrica al lugar. Pese a los reclamos y denuncia ante la fiscalía, los militares y el Jefe de la Base negaron la presencia de los detenidos dentro de la base, por el contrario, sugirieron que fueron llevados por los senderistas.

 

Ruta judicial

El 23 de abril de 1991, los familiares de los detenidos denunciaron el hecho ante el Fiscal Superior de Ayacucho y ante el Fiscal Provincial de Víctor Fajardo, quien procedió a denunciar penalmente al Subteniente del Ejército Peruano, José Luis Israel Chávez Velásquez, alias “Centauro”, por los delitos contra la libertad individual y abuso de autoridad en agravio de las víctimas. Dicha denuncia fue acogida por el Juzgado de Instrucción de la misma provincia, el 14 de octubre del mismo año. Pero recién en el 07 de octubre del 2004, el Juez Mixto de Fajardo inicia proceso penal contra los denunciados por el delito de desaparición forzada dictando mandato de detención contra todos los inculpados. El 28 de marzo de 2006, la Primera Fiscalía Superior Mixta de Ayacucho emitió acusación contra José Luís Israel Chávez Velásquez, Julio Cesar Torres Ortiz, Juan Díaz Peña, Juan Carlos Gutiérrez Huamaní y Javier Quispe Díaz, por el delito de Desaparición Forzada, solicitando que se les imponga la sanción de 35 años de pena privativa de la libertad e inhabilitación. Luego de más de nueve años de no presentarse a las autoridades, en mayo del 2015, el acusado Chávez Velásquez fue detenido por la policía judicial, estando pendiente el inicio del juicio oral.