CASOS LEGAL > Ayacucho

Caso Huanta 84


Hechos

Durante los meses de julio y agosto de 1984, los miembros de la Marina realizaron diversos operativos  en la misma ciudad de Huanta y las comunidades cercanas, deteniendo a decenas de pobladores presuntamente vinculados a grupos subversivos, trasladándolos a algunos de ellos al Estadio donde fueron interrogados y torturados, ejecutando extrajudicialmente y/o desapareciendo a otros.

Pese a los reclamos de sus familiares y de las acciones realizadas por éstos para obtener justicia y verdad por lo sucedido, recién muchos años después, los hechos fueron investigados por la CVR, denunciados por el Ministerio Público y procesados por el Poder Judicial. Detenciones y desapariciones forzadas de 13 pobladores de Huanta. Producto del accionar de los infantes de Marina, hasta la fecha se desconoce el paradero de los ciudadanos Jaime Ayala Sulca, Crista Rubila Fernández Hernando, Juan Ramírez Hurtado, Juan Medina Garay, Yuri Agama Anaya, Santiago Loayza Cahuana, Teófilo Munarriz Velásquez, Cirilo Barboza Sánchez, Alejandro Gutiérrez Taype, Rigoberto Tenorio Roca, Gerardo Gonzales Guzmán, Víctor Venancio Rivas Ventura y Graciela López Medina.

Ejecuciones extrajudiciales de los evangélicos en Callqui

El 1 de agosto de 1984, los miembros de la Iglesia Evangélica Presbiteriana de Callqui en la provincia de Huanta, como era su costumbre se reunieron a las 6 de la tarde. Luego de media hora aproximadamente del inicio de su culto a Dios, sorpresivamente comenzaron a tocar la puerta de la iglesia. Instantes después ingresaron violentamente al interior de la misma un grupo de uniformados siendo reconocidos como miembros de la Marina del destacamento de Huanta, ya que entre ellos se encontraba el guía e informante de los marinos Jesús Vilca Huincho. Al entrar a la iglesia los marinos preguntaron por Concepción Chávez Garagundo, pero ella no se encontraba en el lugar. Al no encontrarla empezaron a sacar a seis personas mientras las demás fueron obligadas a continuar cantando cada vez más fuerte.  Antes de sacarlos, el militar que portaba la radio portátil en sus espaldas se comunicaba con alguien preguntando por los nombres de las personas que luego fueron ejecutados. Entre las personas que fueron sacadas del interior de la iglesia presbiteriana y luego ejecutadas extrajudicialmente se encuentran  Paulino Cayo Ccoriñaupa, José Yáñez Huincho, Constantino Yáñez Huincho, Jorge de la Cruz Quispe, Melquiades Quispe Rojas y Wenceslao Huamanyali Oré. Detenciones de pobladores de Culluchaca y otros anexos de Huanta. Los días 9 al 13 de agosto de 1984  se produce  la detención y posterior desaparición de aproximadamente 42 personas en la comunidad de Culluchaca, anexo de Huanta, así como en localidades aledañas.

Fosas de Pucayacu: algunos de los pobladores detenidos son encontrados muertos con heridas de bala y evidentes signos de haber sido torturados. Con fecha 22 de agosto de 1984, se descubren  fosas comunes en el lugar denominado Pucayacu, distrito de Marcas, provincia de Acobamba, a pocos kilómetros de la provincia de Huanta, conteniendo 50 restos humanos, con vendas en los ojos en estado de putrefacción, completamente desnudos, sin objetos ni accesorios que permitan el reconocimiento de los restos, dichos restos fueron encontrados dentro de 4 fosas. En la zona se encontraron huellas de orugas y de jeep. La noticia fue dada a conocer por el periodista Carlos Valdez Medina, estos restos fueron enterrados en fosas comunes en el Cementerio General de Huanta.

Ruta Judicial

Del mismo modo, el 16 de diciembre de 2011, el Primer Juzgado Penal Supraprovincial, acogiendo los argumentos de la Fiscalía de Ayacucho, dispuso abrir proceso penal contra Adrian Huamán Centeno – Jefe Político Militar de Ayacucho, Alberto Rivera Valdeavellano Jefe del Comando Político Militar de Huanta y la Mar y Augusto Gabilondo García del Barco Jefe de la Base Contrasubversiva de Huanta, como autores mediatos del delito de homicidio calificado en agravio de 57 personas y la desaparición forzada de otras 13 personas.

El 15 de diciembre del 2014, la Sala Penal Nacional dictó condena a 16 años de prisión contra Cangallo José Humberto Zavaleta Ángulo (S3 – Operaciones) y Néstor Raúl Oblitas Carrera (S2 – Inteligencia y S4 – Logística) miembros de la Base de Pampa Cangallo (Ayacucho) por la desaparición forzada de Manuel Pacotaype Chaupín (alcalde), Martín Cayllahua Galindo (secretario edil), Marcelo Cabana Tucno (teniente gobernador), y el menor de edad, Isaías Huamán Vilca (Caso Chuschi). Sin embargo, fue absuelto por este mismo delito el entonces Jefe Político Militar de Huamanga Hugo Martínez Aloja, y los miembros de su Estado Mayor: Bernhard Christian Eduard Braun Luy, Sigifredo Celso Miranda Vásquez y Carlos Alberto del Busto Hervías. El argumento para la absolución fue que cada base militar era autónoma en sus operaciones contrasubversivas, argumento sin consistencia dado los elementos probatorios expuestos en el proceso. En ese sentido, Aprodeh interpuso recurso de nulidad por las absoluciones de manera inmediata, así como por el silencio de la Sala, respecto al pedido de búsqueda y ubicación de los restos de los desaparecidos.