Certificación de Programa de Voluntariado por ue aid volunteers. Una alegría y un reto

Rosario Narváez Vargas

Programa de Voluntariado Hagamos el cambio por los DDHH
Responsable

APRODEH a lo largo de su vida institucional ha considerando relevante la solidaridad internacional expresada en diversos ámbitos; uno de ellos ha sido el voluntariado de extranjeros. Al inicio de manera bastante informal pero poco a poco la acogida de voluntarios extranjeros fue institucionalizándose lo que llevó a formalizarla mediante la definición de objetivos y al desarrollo de instrumentos de gestión. En ese proceso, APRODEH suscribió convenios con diversas universidades extranjeras, institutos de estudios superiores y organizaciones de envío, pero también recibió a muchos voluntarios(as) presentados por organizaciones de DDHH hermanas. En términos generales nuestras experiencias de acogida fueron positivas debido a que la mayoría de nuestros(as) voluntarios(as) mostraban un fuerte compromiso con la defensa de los DDHH y con los grupos sociales con las que se involucraban. Con muchos de ellos hemos compartido experiencias muy enriquecedoras para ellos y nosotros(as). Hemos visto muchas caritas tristes en las despedidas y también nosotros hemos sentido el vacío que dejaban estos jóvenes que hicieron suyas nuestras apuestas institucionales y aprendieron a querer a nuestro país.

Hace poco más de un año decidimos renovar nuestro programa de voluntariado de cara a los nuevos retos institucionales y a la necesidad de fortalecer el movimiento de DDHH transfiriendo experiencias. Así, reestructuramos nuestro programa a fin de que se dirigiera también a peruanos(as) con deseos de aportar pero con poco tiempo para ello. Gracias al apoyo de Secours Catholique realizamos una experiencia piloto a fin de ampliar el programa incorporando voluntarios(as) peruanos(as). Sus resultados nos llevaron a implementar el Programa de Voluntariado Hagamos el cambio por los Derechos Humanos, en nuestras tres sedes institucionales, como un espacio de participación y aprendizaje para peruanos(as) y extranjeros(as) o activistas con ganas de aprender y aportar a la causa de los derechos humanos.

Una de sus apuestas es lograr que su participación signifique una experiencia enriquecedora que le aporte a nivel personal y profesional motivándoles a que incorporen el enfoque de derechos en su práctica profesional y la solidaridad en la defensa de los DDHH de otras personas. Para ello se propone diversas modalidades de participación con duración variada de acuerdo a su disposición de tiempo, edad y experiencia profesional y personal; así como espacios de formación e intercambio.

Como socios del Proyecto PHASE – Plataform con Humanitarian Aid for a Sustainable Empowerment – liderado por ADICE, MONDO y ASPEm que involucra a socios de 14 países y cuenta con el soporte del Programa UE Aid Volunteers de la Unión Europea, hemos recibido formación y asesoría para mejorar nuestra experiencia de acogida de voluntarios(as).

El proyecto PHASE nos ha permitido incorporar los estándares establecidos por la UE en nuestra gestión del programa. Los espacios de capacitación e intercambio presenciales y virtuales nos permitieron mejorar nuestras herramientas de gestión en sus diferentes etapas (convocatoria, selección, la relación previa a la llegada, la inserción, seguimiento y evaluación). Lograr la certificación requirió de un esfuerzo especial para adecuar el manual del programa a las exigencias de la Unión Europea, al cual aportó también Dafne Damico, voluntaria de ASPEm, a quien expresamos nuestro agradecimiento. Sin duda la certificación de la UE es una alegría y un orgullo para nuestra institución. La que no hubiera sido posible sin el apoyo del equipo de ADICE y ASPEm. Nuestro reconocimiento también a Eudes Bastid y a Manuela Turotti quienes nos acompañaron con profesionalismo.

El próximo año recibiremos profesionales europeos con apoyo de UE Aid Volunteers, pero desde ya venimos experimentando en la aplicación de sus estándares con voluntarios nacionales y extranjeros que vienen aportando a nuestro trabajo. Su aplicación representa un reto que asumimos con entusiasmo y la esperanza de aportar en la defensa de los derechos humanos en nuestro país.
Lima, 19-10-17