Giada Rubino (Italia)

A través de mi trabajo de campo con APRODEH me di cuenta de cómo la presencia de voluntarios internacionales en las instituciones/ONG locales es algo muy importante para fortalecer el sentido de unidad entre la población y otras comunidades afectadas con el panorama internacional. Gracias a esto, las comunidades no se sienten solas y su capacidad de enfrentar los problemas se convierte en algo real. La foto representa la fuerza y la unidad entre las mujeres defensoras de derechos humanos de diferentes países: Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia y yo, Italia.  La unidad es esencial para seguir defendiendo la tierra, la naturaleza y los derechos humanos integrales.