La masacre de «Bagua» – Un hecho histórico de represión del estado peruano

El 5 de junio del 2009 la ministra del Interior Mercedes Cabanillas y el primer Ministro Yehude Simón ordenaron a las fuerzas del órden reprimir  las comunidades indígenas cerca la zona conocida como la «Curva del Diablo» y cerca también de las ciudades de Bagua y Bagua grande. Los manifestantes habían bloqueado la carretera Fernando Belaunde Terry por 55 días como medida de protesta contra un decreto que favorecería a empresas transnacionales para la explotar yacimientos de petroleo. Los resultados fueron mas que trágicos para el Perú:  33 fallecidos, de los cuales 23 eran policías y 10 civiles y cientos de heridos de bala. Y hasta la fecha hay el Mayor Felipe Bazán sigue en calidad de desaparecido.

El ‘Baguazo’ se originó porque el segundo Gobierno de Alan García promovió una política de inversiones como parte de la ejecución del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Varios decretos legislativos suscritos afectaban directamente a las comunidades indígenas de la Amazonía. La ira de los nativos fue debido a que la minera Afrodita pretendía ocupar una zona protegida legalmente. Después del conflicto social, la compañía transnacional suspendió sus actividades.

El expresidente Alan García, en una actitud  deplorable, declara horas mas tarde ante la prensa nacional que los manifestantes «no son personas de primera clase» y que los cerros no son de la población. Esto enardeció aun más a la población generando una ola de protestas.  Actualmente y después de siete largos años todos los inculpados indígenas fueron absueltos de sus cargos.

¡Bagua Nunca Mas!

Oficina de Prensa de APRODEH