Con presencia de personalidades políticas, sociales y autoridades: Sentido fue el homenaje a Teófilo Rímac Capcha en el Ojo Que Llora


Sábado 25 de junio del 2016

Diversas personalidades de la sociedad peruana, familiares, amigos y defensores de los derechos humanos rindieron homenaje a Teófilo Rímac Capcha el pasado sábado 25 de junio, con motivo del 30 aniversario de su muerte y desaparición.

El acto contó con la presencia de la doctora Gisella Vignolo Huamaní, Adjunta para Derechos Humanos y Personas con Discapacidad de la Defensoría del Pueblo y del ex senador de la República y dirigente histórico del Frente Obrero Campesino, Estudiantil y Popular (FOCEP), Genaro Ledesma Izquieta. También estuvieron presentes el ex Director Fundador de la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), la Directora Ejecutiva de APRODEH, Gloria Cano Legua, la Secretaria Ejecutiva Adjunta de la Coordinadora Nacional de derechos Humanos Ana María Vidal y el doctor Miguel Jugo, ex Director Ejecutivo de APRODEH, entre otros.

El doctor Genaro Ledesma hizo una reseña histórica sobre la personalidad y obra de Teófilo Rímac Capcha, quien precisamente fue dirigente Regional de esa agrupación política en Cerro de Pasco. Carla Rímac Caqui, hija de Teófilo Rímac evocó los recuerdos de su padre y mostró el profundo sentimiento de amor y justicia que tenía el ser que la trajo al mundo. Con lágrimas en los ojos, que contagió al público pintó escenas de su corta experiencia con el amor paternal.

Iván el hijo mayor de Teófilo Rímac, con la voz entrecortada comunicó el calvario que llenó la vida de los Capcha Caqui, que sólo pudo ser remontado con el amor y el apoyo de su madre Doris Capcha. La madre luchadora, luego de la terrible injusticia cometida contra su esposo, tuvo que seguir viviendo con la responsabilidad de sacar adelante a sus cinco hijos: Iván, Carla, Tania, Libertad y Vladir.

A su turno Doris Caqui, la madre abnegada, esposa de Rímac Capcha se refirió al principal encargo que su esposo le hizo llegar, a través de su compañero en el cautiverio, Ascencio Robles, poco antes de ser asesinado, que “no se arrodille ante nadie, que haga de sus hijos grandes hombres y grandes mujeres”. Señaló que ese encargo lo hizo suyo y que trato de cumplirlo, y hoy estaba frente a su memoria con sus hijos y nietos, todos unidos siguiendo sus enseñanzas. También se refirió al encargo que dejo para sus compañeros mineros, campesinos y estudiantes, que luchen por lo que quieren, por lo que es justo. Señalo que ya no se encuentra sola, sino con sus hijos, sus nietos, y todos los compañeros de lucha, los defensores de los derechos humanos y los trabajadores.

A su turno la doctora Gisella Vignolo, Adjunta de la Defensoría del Pueblo, recordó como apenas se creó la Defensoría del Pueblo en el año 1992, uno de los primeros petitorios que recibió fue de los familiares de los desaparecidos. Narró que una de las primeras publicaciones de la Defensoría fue “Las voces de los Desaparecidos” que recoge los testimonios de miles de familiares de detenidos-desaparecidos.

Durante la ceremonia la cantante nacional Norka Monzoni Pozo ofreció canciones alusivas a la fecha. Una de las más conmovedoras fue la canción “Desaparecido” del doctor Ricardo Dolorier. Más adelante todos los asistentes hicieron el recorrido por los caminos del laberinto de piedras que simbolizan a cada una de las víctimas de la violencia política, en el memorial “El Ojo Que Llora”. Finalmente se colocaron las flores de cada uno de los participantes en la piedra alusiva a Teófilo Rímac Capcha y sus familiares llamaron a compartir una pequeña merienda en memoria del ausente.

…………………………………………………..

Oficina de Comunicaciones de APRODEH

Teléfonos 431 0482, 431 4837, anexo 103

Tags:
Descargar