El mundo deplora y censura masacre en Orlando: Ataque homófobo cuestiona la cultura de violencia del mundo actual


domingo 12 de junio del 2016

El violento ataque genocida de un individuo lleno de odio, simpatizante del Estado Islámico de Irak y el Sham (ISIS), en una discoteca gay de Orlando, Florida, en los Estados Unidos de Norteamérica cuestiona los fundamentos de la cultura del mundo actual evidenciándola como una cultura de violencia.

A pesar que el fundamentalista grupo terrorista internacional ISIS reivindica este atentado como suyo, y a pesar de la declaración, del propio asesino, previa a la matanza, reclamándose simpatizante de dicho grupo, lo cierto es que tal hecho no hubiera sido posible sin los altos niveles de violencia existentes en la sociedad mundial. Esta violencia que se hace patente en todos los poros de la sociedad, empezando por la cultura, la educación y las costumbres machistas y homófobas, que rinde culto a la ley del más fuerte y al predominio de la prepotencia y la impunidad, es impulsada, o por lo menos consentida por la política, la economía, la religión y el Estado “modernos”.

Y el Perú no está ajeno a esta dramática realidad. En Orlando el día de ayer han sido asesinadas a sangre fría 50 personas y otras 53 han quedado gravemente heridas. Mientras tanto, en el Perú, según cifras del Movimiento Homosexual de Lima (MOHL) se han cometido más de mil casos de violencia y crímenes de odio, en los últimos 3 años, sin contar los que no son registrados oficialmente, ni los suicidios a los que se ven empujados muchos adolescentes y personas mayores, por la discriminación y el odio que sienten por parte de una sociedad y una cultura violentas.

Es lamentable contemplar esta situación que ya se ha hecho intolerable. La masacre de Orlando debe servir para una profunda reflexión, tanto de las autoridades como de toda la ciudadanía para acabar con este círculo vicioso de la violencia. El Papa Francisco, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, el Premier Inglés David Cameron, el presidente Ruso Vladimir Putin, el presidente Colombiano Juan Manuel Santos, el presidente de Afganistán, país de los ancestros del desquiciado asesino y el presidente peruano Ollanta Humala, entre otros han condenado este repudiable crimen masivo.

En el Perú se alzan voces para, de una vez por todas emitir sendas leyes que condenen los crímenes de odio y terminen con la discriminación de las personas con orientación sexual no convencional, así como les restituyan sus plenos derechos como ciudadanos íntegros de un estado democrático, como viene sucediendo, desde hace mucho tiempo, a nivel mundial.

Oficina de Comunicaciones de APRODEH

Teléfonos 431 0482, 431 4837, anexo 103

Tags:
Descargar