NOTAS DE PRENSA > Derechos HumanosLegalMemoria

Especial Multimedia de “El Gran Angular”: ¿Porqué la importancia de hacer memoria en el tema de corrupción?


Viernes 29 de septiembre del 2017

La Asociacion Pro Derechos Humanos APRODEH en trabajo conjunto con la Asociacion Civil JAPIQAY y el portal periodístico GRAN ANGULAR ofrecen el especial multimedia “Radiografía de la corrupción”, con el cual se pretende contribuir al f0rtalecimiento de una memoria colectiva en contra de la corrupción a través de materiales periodísticos, que permitan visibilizar la gran corrupción, su impacto en los derechos fundamentales y la impunidad existente.

Reproducimos a continuación el texto e imágenes de EL GRAN ANGULAR.

*********************************************************************************************************************************

El Congreso de la República ha investigado más de 200 casos graves de corrupción en los últimos 40 años, desde la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), el Poder Judicial, el Ministerio de Justicia, el Ministerio Público, la Contraloría y procuradurías especializadas se han constituido grupos de trabajo para investigar y sancionar este flagelo. No obstante a esfuerzos públicos y privados, la corrupción sigue carcomiendo los espacios democráticos que aún quedan, los poderes del Estado, las organizaciones de la sociedad civil, las organizaciones sociales de base, los partidos políticos, los colegios profesionales, las universidades, los gobiernos regionales y locales, etc. constituyéndonos cada vez más en una sociedad, cultura y economía “canalla” (Loretta Napoleoni).

El libro la Corrupción en el Perú de Alfonso Quiroz, señala que la corrupción le ha costado al país un promedio anual de 4% de nuestro Producto Bruto Interno (PBI). El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) informó que la corrupción ha desplazado a la delincuencia como el principal problema que afecta al país, según la última Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) realizada entre noviembre 2016 y abril 2017.

De acuerdo a cifras de la Contraloría General de la República, CGR, Perú pierde por corrupción estatal unos US$ 3,000 millones al año. Y un reciente informe de la Defensoría del Pueblo advierte que la corrupción en el Perú está extendida por todo el territorio. Hasta diciembre de 2016, se han contabilizado 32,925 casos de personas procesadas por corrupción en el país.

La Contraloría también alerta que en el último año el Perú ha perdido cerca de 12,500 millones de soles a causa de la corrupción, poco más del 10% de su presupuesto público anual. De acuerdo con algunos cálculos, con este monto se hubiera podido construir: 72 hospitales o 360 colegios, contratarse a 72,000 médicos o generarse 200,000 puestos de trabajo. En vez de eso ese dinero ha pasado a engrosar el patrimonio ilícito de unos cuantos funcionarios y personas privilegiadas que rara vez son sancionadas no solo por robarle al Estado sino también por quitarles a los más pobres derechos tan básicos como la salud y educación.

A nivel de percepción, tampoco hay un buen panorama. En el índice de percepción de la corrupción 2016 de Transparencia Internacional, publicado en enero de este año, Perú cayó varias posiciones. Ahora está en el puesto 101 del ránking de los 176 países incluidos. Aunque el índice se elaboró antes de que se conocieran los últimos escándalos de Odebrecht y Lava Jato, que envuelve a los tres últimos presidentes del país (Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala).

Desde Alberto Fujimori, todos los mandatarios peruanos de los últimos 25 años, están condenados, investigados o procesados por graves casos de corrupción. El mandato de prisión preventiva contra Ollanta Humala y las afirmaciones del empresario judío Josef Maiman, quien detalló -como colaborador eficaz- la ruta del dinero que Odebrecht entregó al ex presidente Alejandro Toledo; estos casos evidencian que la corrupción sigue siendo un sistema de gobierno en el Perú.


La corrupción está enraizada tanto en la cultura como en los hábitos políticos. Existe una tradición de conducta corrupta que se remonta largo tiempo atrás en la historia nacional; ese hábito está muy presente, porque somos un país que aprendió a tolerar los actos de corrupción a todo nivel, así lo refleja una encuesta de Datum en las elecciones municipales de 2014, que señalaba que el 41% de limeños votaría por un candidato que “roba, pero hace obras”.

Cuando la corrupción se arraiga en una sociedad invade todos sus sistemas y tiene particularmente implicaciones políticas ya que socava a las democracias, afecta a los gobiernos porque genera perversiones en el uso de los recursos públicos y altera la implementación de las políticas públicas, además implica costos para la sociedad en general y para los sectores más desprotegidos en particular. La corrupción viola los derechos humanos porque empobrece y mata.

Este especial multimedia Radiografía de la corrupción en el Perú, impulsado es impulsado por Gran Angular, Japiqay y Aprodeh, tiene como objetivo contribuir al fortalecimiento de una memoria colectiva en contra de la corrupción a través de materiales periodísticos, presentados en diversos formatos (audiovisual, radio, infografía, otros) que permitan visibilizar la gran corrupción, su impacto en los derechos fundamentales y la impunidad existente.

Fuente: http://elgranangular.com/radiografiadecorrupcion/

Tags:
Descargar