NOTICIAS > Nacionales

Ex procurador Ronald Gamarra condenado a un año de prisión suspendida por difamación irá a Corte Interamericana


martes 4 de abril del 2017

El viernes 31 de marzo, el 35° Juzgado Penal de Lima dictó sentencia por difamación agravada al abogado y ex procurador anticorrupción Ronald Gamarra. Él fue sentenciado a un año de prisión suspendida y una reparación civil de S/. 10 mil.

Gamarra había criticado a Luz Marina Guzmán Díaz, ex miembro del Consejo Nacional de la Magistratura, por ratificar en el cargo de la Fiscalía Provincial Penal a Mirtha Chenguayén pese a que Chenguayén estaba a cargo de una investigación penal contra Guzmán. En diciembre de 2010, Chenguayén había iniciado un juicio a Guzmán por el presunto delito de falsificación de 400 firmas para presentar su candidatura al Consejo Nacional de la Magistratura. Al fin del año 2011, Chenguayén estuvo comprendida en el proceso de ratificación del Consejo Nacional de la Magistratura dónde Guzmán era presidenta de la Comisión Permanente de Evaluación y Ratificación de Magistrados. Guzmán votó a favor de la ratificación en vez de inhibirse y no participar en el proceso. Chenguayén fue ratificada en enero 2012 y cinco semanas después procedió a archivar la investigación contra Guzmán.

El artículo “Favor con favor se paga” donde Gamarra se refirió a Guzmán críticamente y con tono irónico fue publicado el 20 de marzo de 2015 en el semanario Hildebrandt en sus Trece. El mes siguiente Guzmán presentó una querella contra Gamarra por difamación agravada. Gamarra explicó que solamente había recogido la información ya existente en los medios y la documentación que tramitó la Fiscalía y el Consejo Nacional de la Magistratura. Gamarra indicó que criticar la conducta de una funcionaria no es un delito. Los funcionarios públicos tienen un nivel de protección menor que los particulares en lo que respecta a la protección de la libertad de expresión. La libertad de expresión garantiza la posibilidad de crítica ciudadana respecto a la actuación de funcionarios públicos.

Gamarra comentó, con respecto a la condena, que ésta era absurda e injusta. Carlos Rivera, el abogado de Gamarra, manifestó que interpusieron un pedido de nulidad de la sentencia. Rivera cuestionó el criterio de la sentencia de la Jueza María Contreras por tener como su único argumento que han pasado más de cinco años de los hechos de Guzmán y Chenguayén y que había dejado de ser un caso de interés público. El abogado criticó que no existe este argumento en el derecho peruano. Ronald Gamarra no ha contravenido a la ley sino solamente ejercido su derecho a la libertad de expresión. Durante la semana antes del fallo, Gamarra afirmó que si la justicia peruana no está a la altura de las circunstancias él estará listo para llevar el caso al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Oficina de Comunicaciones de APRODEH

Telef.: 431 0482, anexo 103

Descargar