NOTICIAS > Nacionales

SALA PENAL NACIONAL A PUERTAS DE EMITIR SENTENCIA


jueves 20 de abril del 2017

 

A 26 años de los hechos los familiares aún esperan justicia.

Tuvieron que transcurrir ocho años, y que pase a situación de retiro, para que se pueda capturar al teniente coronel del Ejército José Luis Israel Chávez Velásquez, acusado de la desaparición forzada de siete pobladores del distrito ayacuchano de Huancapi, en 1991, sobre quien pesaba un pedido de detención desde el 2006

Un 19 de abril de 1996 fueron desaparecidos Zenón Huamaní Chuchón, Eleuterio Fernández Quispe, Napoleón Quispe Ortega, Onofredo Huamaní  Quispe, Luis Amaru Quispe y Julio Arotoma Cacñahuaray quienes celebraban su inscripción como candidatos a las elecciones complementarias municipales por la lista de Izquierda Unida Socialista.

Tras ello, decidieron regresar a sus casas ubicadas en Huancapi, capital de la provincia de Víctor Fajardo (Ayacucho). El primero en llegar fue Julio Arotoma, quien luego de despedirse de sus compañeros, ingresó a su domicilio.

Los cinco restantes, al retomar su camino, fueron intempestivamente interceptados por numerosos efectivos del Ejército -al mando del entonces subteniente José Luis Israel Chávez Velásquez conocido como “Centauro”-, provenientes de la Base Militar de Huancapi, quienes agredieron e intentaron conducir a los candidatos a la base.

Sin embargo, los detenidos a viva voz solicitaron ayuda a su compañero Arotoma, a quien acababan de despedir. Al percatarse éste de los gritos de sus compañeros, salió de su casa sin saber que sería intervenido y detenido al igual que ellos. Ante esta situación, Honorata Oré ­–quien tenía ocho meses de embarazo– salió a defender a su esposo Julio Arotoma, pero también fue detenida.

En el año 2006 la Sala Penal Nacional hace el pedido de detención de Chávez Velásquez, para que se inicie el juicio oral en su contra, pero no fue sino hasta después de 9 años que se hace efectiva su captura para que se dé inicio a la etapa final de proceso que es el juicio oral, mientras que los otros procesados aún se encuentran prófugos y se reserva el juicio contra ellos.

APRODEH en todos estos años ha llevado el caso ante las instancias internacionales donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió un informe de fondo sobre los hechos.

Es necesario resaltar que desde la comisión de los hechos Chávez Velásquez así como los otros integrantes de la patrulla de Huancapi fueron protegidos por las autoridades militares, tal es así que se iniciaron procesos en el fuero militar y en el  fuero común sin una debida investigación destinadas al fracaso de las mismas para facilitar y garantizar así la impunidad.

El principal motivo por el cual Chávez Velásquez no fue capturado oportunamente se debió que hasta diciembre del 2014 se encontraba en actividad como militar residiendo en un cuartel del Ejército al cual la Policía señalaba que no podía ingresar, a ello se aunaba la negativa del Ejército de ponerlo a disposición de la justicia al indicar que la captura de prófugos no estaba dentro de sus funciones.

Luego que pasó a retiro finalmente en el año 2015 se hizo efectiva la captura a insistencia de la parte civil, una vez capturado interpuso recursos procesales que dilataron el inicio del juicio oral pero finalmente este se inició el 14 de abril del 2016. El Juicio oral que en la actualidad está ad portas de finalizar en la última audiencia el Fiscal ha realizado la requisitoria final pidiendo la condena de José Luis Israel Chávez Velásquez por el delito de Desaparición forzada en agravio de los siete comuneros de la localidad de Huancapi.

Finalmente Aprodeh y los familiares no solo buscan la condena de los responsables sino también la búsqueda de los cuerpos de las víctimas.

Descargar