UN PASO IMPORTANTE PARA LA JUSTICIA EN EL CASO CABITOS

Corte Suprema confirma condenas del jefe del Cuartel Militar Los Cabitos y del Jefe de la Casa Rosada por el Caso Cabitos 83 y ordena un nuevo juicio oral por el delito de desaparición forzada.

La Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), saluda la decisión de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de fecha de 27 de diciembre de 2018, notificada el día 11 de abril del presente, sobre el recurso de nulidad de la sentencia de la Sala Penal Nacional por el caso conocido como “Cabitos 83”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«La Hoyada», zona en donde se encontraron más de un centenar de restos de víctimas. Se puede observar en el centro el horno crematorio donde se prendía borrar evidencias de los delitos cometidos.

El caso “Cabitos 83” es un caso emblemático de la violencia desmedida que se usó contra la población civil en los años del conflicto armado interno, que incluyó desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y torturas.
Los hechos específicos del caso ocurrieron en el cuartel militar Domingo Ayarza en Ayacucho conocido como cuartel “Los Cabitos”. El proceso judicial por la búsqueda de justicia, ha sido afrontando por los familiares y víctimas del caso, en su mayoría agrupados en la asociación ANFASEP y representados por APRODEH, proceso que ha sido muy largo y doloroso.
Audiencia del Juicio Oral realizado en Huamanga – Ayacucho por el caso «Los Cabitos 83»
Es así que, 36 años después de ocurridos los hechos y más de un año después de emitida la mencionada sentencia de la Sala Penal Nacional, la Corte Suprema confirmó las condenas del Jefe Militar del cuartel Los Cabitos (Humberto Obegozo Talavera) y del Jefe de la Casa Rosada (Edgar Paz Avendaño).
La Corte Suprema señaló que “al margen de las actividades licitas que se realizaban a fin de combatir el terrorismo en la zona y que formaban parte del Plan de Defensa del Territorio, también se llevaron a cabo actividades ilícitas, como las detenciones arbitrarias, las torturas, las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales”.
La Corte Suprema también consideró nula la decisión de la Sala Penal Nacional de declarar fundada la “excepción de naturaleza de acción” y ordenó que se iniciara un nuevo juicio oral por el delito contra la humanidad de desaparición forzada en contra de Pedro Edgar Paz Avendaño y Carlos Arnaldo Briceño Zevallos. APRODEH considera que la decisión de la Corte Suprema en este aspecto representa una increíble victoria para todas las víctimas de desaparición forzada en el país. Esta decisión deja en claro y sienta el precedente de que la desaparición forzada es un delito continuo, es decir, que mientras se siga sin conocer el paradero de la víctima, se sigue cometiendo el mismo, por lo que, más allá de la entrada en vigor de la ley que tipifica este delito o el hecho de que el funcionario público acusado ya no esté en servicio, los hechos deben ser investigados y sancionados, de ser el caso.
La Corte Suprema también declaró nula la absolución de la Sala Penal Nacional del Coronel Saldaña Vásquez, y ordenó un nuevo juicio oral en su contra por los delitos de detención arbitraria, tortura, secuestro agravado y desaparición forzada. Respecto a Arturo Moreno Alcántara, quien fue uno de los responsables e interrogadores de la Casa Rosada y del Cuartel “Los Cabitos”, la Corte Suprema ha dejado en reserva el juicio y ordenado su captura nacional e internacional. Se conoce que este acusado se encuentra viviendo en Chile desde hace varios años, donde, aduciendo persecución política, obtuvo estatus de refugiado.
Con esta importante y esperada decisión de la Corte Suprema, los familiares y las víctimas han obtenido respuesta a su exigencia de justicia. Al respecto, Gloria Cano, responsable del Área Legal de APRODEH manifestó su alegría y satisfacción, y recordó que:
“ANFASEP y APRODEH se crearon en 1983, precisamente para luchar por la aparición de los desaparecidos, para denunciar la barbarie que ocurría en Ayacucho y en zonas declaradas en emergencias, y desde esas fechas fue uno solo el camino; la búsqueda de justicia. Hoy ya no está doña Angélica Mendoza, pero hoy la justicia dio respuesta a aquellos que quieren sacar su nombre de la historia, así como los de doña Celsa, Mercedes, Adelina, Isabel y tantas otras madres que nunca dejaron de denunciar los hechos y exigir justicia.
De otro lado Doña Adelina Mendoza, esposa de Zozimo Tenorio hasta el día de hoy desaparecido, señaló su alegría por este resultado, señalando, no obstante, que no descansarán hasta encontrar a los desaparecidos.
“Seguiremos buscando, no basta condenarlos, hay que encontrar a nuestros seres queridos” anotó.
Angélica Mendoza de Ascarza, conocida como «Mamá Angélica», símbolo de la búsqueda de justicia de los familiares de víctimas de desaparición forzada en Ayacucho.
La sentencia de la Corte Suprema realiza un análisis detallado de los hechos y un análisis jurídico minucioso que deben consolidarse criterios de evaluación en esta materia.
Lima, 13 de abril de 2018.