Historia

La Asociación Pro Derechos Humanos – APRODEH – fue fundada el 12 de septiembre de 1983, como una organización no gubernamental y sin fines de lucro, dedicada a la defensa, promoción y difusión de los derechos humanos.

Sus fundadores, Francisco Soberón Garrido, Martha Giraldo Alayza, Fernando Rospigliosi Capurro, Liliana Panizo Muñiz y Manuel Piqueras Luna, participaban en ese entonces en una iniciativa de apoyo a la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la República instalada en 1980.

APRODEH fue fundada poco después de que en el Perú se iniciara un período de violencia que enlutó al país entre los años 1980 y 2000. Desde ese entonces, APRODEH estuvo en la primera línea de la defensa de los derechos humanos.

En los años 80, el Estado peruano respondió a la brutalidad terrorista con una estrategia demoledora, y con una estrategia de eliminación selectiva en los años 90. El sistema judicial no tomaba en consideraban a las víctimas, ya que no había ninguna investigación o sanción penal en contra de los responsables. En los 90, gracias a  la Ley de amnistía todas las quejas fueron archivadas hasta que la Corte Interamericana de Derechos Humanos emita sentencia en un caso de ejecución extrajudicial, el de Barrios Altos, y que el país vuelva a la democracia.

A pesar de que hubo muchos avances y retrocesos desde ese entonces hasta ahora, APRODEH sigue acompañando a las víctimas y sus organizaciones para encontrar justicia, asesorándolos y representándolos ante las cortes nacionales y supranacionales.

APRODEH  es un miembro fundador de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (1985) y desde el año 1990 es afiliada con la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH). APRODEH tuvo un papel de liderazgo en la promoción de la integralidad de los derechos humanos y en el proceso de formación de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) en nuestro país.

La organización

APRODEH realiza su trabajo en torno a dos grandes ejes temáticos: los Derechos Civiles y Políticos (DCP) y los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA). En el primer caso prioriza la lucha contra la impunidad, la búsqueda de verdad,  justicia y reparación para las víctimas; y en el segundo, trabaja a la  promoción y defensa de los DESCA y la integralidad de los derechos humanos.

Áreas de trabajo de APRODEH:

Área legal

El área legal de APRODEH es responsable de dar orientación y patrocinio legales; realiza acciones legales a nivel nacional además de llevar casos ante instancias  internacionales como la ONU y la OEA, especialmente ante las instancias del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

APRODEH ha patrocinado algunos de los casos más emblemáticos de violaciones a los derechos humanos en Perú (La Cantuta, Barrios Altos, Santa, entre otros). En representación de las víctimas, APRODEH aseguró el seguimiento de las acusaciones a nivel nacional, consiguiendo sentencias significativas en contra del ex presidente Alberto Fujimori, ex jefe de Inteligencia Nacional Julio Salazar Monroe y el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos Torres. El área legal de APRODEH es un factor significativo en la mayor cantidad de casos y sentencia declaratoria de responsabilidad  ante las instancias del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

En la actualidad, APRODEH actúa en casos jurídicos tales como el caso sobre lo ocurrido en la base militar “Cabitos” en 1983, donde un total de 53 personas fueron torturadas, violadas y desaparecidas, y como el caso “Huanta 84” relacionado a los eventos que tuvieron lugar en el estadio de la ciudad de Huanta, el cual sirvió como base de la Marina de Guerra y dónde se cometieron innumerables actos de violación de los derechos humanos.

APRODEH prioriza casos jurídicos de manera representativa, es decir reuniendo una serie de casos del mismo periodo y de la misma zona con el objetivo de obtener una respuesta sobre quien planeó, dio el orden y permitió que estos hechos ocurran.

Además, APRODEH también formula propuestas legislativas para la atención a los derechos humanos, habiendo tenido un papel de liderazgo en la implementación de varias recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), sobre todo en los ámbitos de las reparaciones a las víctimas, así como en el desarrollo de Planes Nacionales de Derechos Humanos.

APRODEH también guarda el patrimonio documental de casos de violaciones de derechos humanos (más de 3400 documentos).

Área de los Derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA)

El Área de Derechos Económicos, Sociales y Culturales ha realizado un importante trabajo de conceptualización sobre la integralidad de los derechos humanos, lo que nos permite tener un discurso de derechos humanos universales, indivisibles e interdependientes.

Actualmente, APRODEH lleva a cabo una intensa campaña en torno a la no discriminación, a la protección del medio ambiente y de los derechos de los pueblos indígenas. Adicionalmente, viene desarrollando acciones en pro de los defensores de derechos humanos, a favor del derecho a la libertad de expresión y contra la criminalización de la protesta social en Ayacucho, Apurímac y otras regiones.

Desde el año 2012 hasta la fecha, APRODEH participa al Grupo de Trabajo que busca promover los Principios Voluntarios en Seguridad y Derechos Humanos. Embajadas, corporaciones multinacionales, representantes del Estado y organizaciones de la sociedad civil también forman parte de este grupo.

En esta área, también se viene desarrollando un trabajo de fortalecimiento de organizaciones para el reclamo y el ejercicio de los derechos por las personas con discapacidad. Estas actividades son llevadas en estrecha coordinación con las organizaciones representantes de las personas con discapacidad, tanto de la sociedad civil como las instituciones del Estado.

Áreas de intervención complementarias

Debido a su compromiso con la Comisión de la Verdad y Reconciliación y los movimientos de víctimas del conflicto armado y sus familiares, APRODEH ha desarrollado varias iniciativas en el ámbito de la Memoria, especialmente alrededor de “El Ojo que Llora” en Lima y el Santuario de la Memoria de la Hoyada en Huamanga, Ayacucho. Estas actividades se caracterizaban por su enfoque cultural y sobre la juventud, llamando al voluntariado organizado.

APRODEH apuesta por la población más vulnerable, así desarrolla una labor con víctimas del conflicto interno y sus familiares, personas con discapacidad-PCD, personas LGTBI, pueblos indígenas, jóvenes y mujeres; para lo cual ha desarrollado alianzas con los movimientos homosexuales de Lima, de Ayacucho y Apurímac, organizaciones de familiares de víctimas de diversas regiones del país, organizaciones de personas con discapacidad de Lima, de Ayacucho, Apurímac, Piura y Huánuco, organizaciones y colectivos de jóvenes, mujeres e indígenas. Con todas estas organizaciones sociales desarrolla acciones de formación y capacitación en temas específicos, de formación de liderazgos, de gestión e incidencia política.

En tanto APRODEH considera el arte como un instrumento clave de sensibilización e incidencia social a favor de la vigencia de los derechos humanos, ha desarrollado una fuerte relación con grupos culturales de Lima y desde hace algunos años con aquellos de Ayacucho y Apurímac. Con estos últimos ha implementado estrategias para fortalecer sus  capacidades artísticas, de gestión y participación. Logrando así su participación en la gobernanza cultural en estas regiones.

Areas de soporte

Otras dos áreas son el soporte a las actividades institucionales:

El Área de Comunicación, cuyo trabajo principal es sensibilizar a la opinión pública acerca de la necesidad del respeto de los derechos humanos, desarrolla una estrategia que combina acciones de prensa, producción radial y editorial, así como acciones culturales, de movilización e incidencia, en torno a los DCP y los DESC. Esta área ayudar a poner en conocimiento público las actividades institucionales.

El Área de Administración, encargada de la coordinación para la elaboración de propuestas y proyectos de financiamiento, de la contabilidad institucional a través de su sistema contable computarizado y de la implementación de los Manuales y Reglamentos.

Presencia nacional

APRODEH tiene tres oficinas, la principal ubicada en Lima y dos regionales ubicadas en Abancay (Apurímac) y Huamanga (Ayacucho).

Ayacucho es el escenario principal de los procesos de judicialización, debido a que esta zona fue la más convulsionada por el conflicto armado interno. APRODEH participa en esta plataforma, utilizando la metodología de estudio de casos, dejando así un precedente para un repertorio más amplio de casos.

En Abancay, APRODEH prioriza el trabajo orientado a las reparaciones para las víctimas. Se han alcanzado logros significativos en esta región, como parte de un trabajo colectivo, por ejemplo la aprobación de los estándares regionales para las reparaciones, la formación de comités regionales y provinciales para la implementación de las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reparación así como la implementación del Registro Regional de Víctimas, llevados a cabo con el Consejo de Reparaciones.

Relaciones Internacionales

A lo largo de su existencia, APRODEH ha tejido una extensa red de vínculos con reconocidas organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).

Durante el desarrollo del trabajo de la Comisión de Verdad y Reconciliación, APRODEH firmó un convenio de cooperación con el Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ), para realizar una investigación cuyo resultado fue la formulación de un conjunto de criterios para la formulación de un Plan Nacional de Reparación.

Tras la culminación de las labores de la CVR, el convenio se ha mantenido hasta la fecha para el seguimiento de las recomendaciones dejadas por la Comisión así como para el apoyo técnico que se ofrece al desarrollo de propuestas concretas de reparación y asesoría a:

Reconocimientos

La labor realizada por APRODEH le ha ganado deparados enemigos, amenazas y agresiones de parte de los partidarios de la impunidad de quienes violaron los derechos humanos y perpetraron actos de corrupción. Sin embargo, ello no ha detenido en ningún momento la voluntad institucional de seguir adelante en su propósito de justicia.

Pero de otro lado, el trabajo realizado por la institución le ha permitido obtener también un merecido reconocimiento nacional e internacional.

En 1997 la organización fue premiada por la Fundación Danesa para la Paz (FREDSFONDEN) con el Premio a los Derechos Humanos y, como miembro de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, APRODEH obtuvo el premio “Yoko Tada”, otorgado en diciembre de 1997, entre otros reconocimientos.

En mayo de 2008, su director Francisco Soberón fue distinguido con reconocimientos internacionales tales como el otorgado por el Center for Justice and Accountability en reconocimiento a la labor de APRODEH a favor de la extradición de Fujimori y por los logros en el caso de Accomarca.  Asimismo, en octubre del mismo año, Soberón recibió el Premio Letelier-Moffitt por su trabajo a favor de los derechos humanos y su esfuerzo en el proceso por la extradición y juicio a Fujimori. Luego, en diciembre del mismo año recibió la Mención Especial del Premio Internacional de Derechos Humanos de la República Francesa.

Membresías

En 1985 APRODEH participó en la fundación de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Mesa de Trabajo que agrupa actualmente a más de 60 organismos defensores de derechos humanos en el Perú.

APRODEH también es miembro de la Red Científica Peruana y de la Asociación Nacional de Centros (ANC). Asociación Nacional de Centros de Investigación, Promoción Social y Desarrollo

En 1996 APRODEH fue parte de una Comisión de Diálogo para la Paz, convocada por el Ministerio de Justicia.

En el ámbito internacional, en 1990 la organización fue acreditada como miembro de la FIDH y en 1992 fue elegida para la Vicepresidencia para América Latina, cargo que ocupó hasta el 2003. En el último Congreso de la FIDH realizado en el 2016, APRODEH fue nuevamente elegida para la Vicepresidencia para América Latina, cargo que ocupa hasta la fecha.

APRODEH es miembro del Consejo Asesor Internacional del Robert Kennedy Memorial desde 1998.

En el 2000 fue parte del Consejo Internacional de The Swedish NGO Foundation for Human Rigths.

Igualmente, APRODEH está afiliada a destacadas organizaciones internacionales como la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), REDESC Internacional, la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos y Democracia, el Observatorio Amazónico en DESC, y es miembro de la Coalición de Organizaciones por los Derechos Humanos en las Américas.

termpapermonster.com