CASO COMANDO RODRIGO FRANCO, UN NUEVO REVÉS EN LA BÚSQUEDA DE VERDAD Y JUSTICIA

A más de tres décadas de haberse cometido los crímenes del Comando “Rodrigo Franco” y ante el nuevo quiebre del juicio oral por el lamentable deceso del Juez Payano Varona.
Luego de casi cinco (5) años de iniciado el segundo juicio oral sobre las presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por el grupo paramilitar autodenominado “Comando Democrático Rodrigo Franco” durante el primer gobierno de Alan García Pérez, sufre quiebre procesal y las víctimas como sus familias deben esperar a un nuevo y tercer juicio para encontrar justicia. Van treinta y un (31) años de un clamor que no termina.
En efecto, el sensible fallecimiento del magistrado Alfonso Payano Varona –quien integraba junto con los jueces Omar Pimentel Calle y Otto Verapinto Márquez el “Colegiado B” de la ex Sala Penal Nacional, Sala que además presidía– trae como consecuencia que el juicio oral iniciado desde el 28 de septiembre de 2015 sea cancelado y deba iniciarse, desde cero, un nuevo proceso ante un nuevo Colegiado. Es necesario resaltar que este segundo juicio oral ya estaba en las etapas finales y por ende ad portas de finalizar con la respectiva lectura de sentencia.
Situación que evidentemente genera congoja, desolación y ciertamente frustración para las familias de Saúl Cantoral Huamaní, Consuelo García-Santa Cruz, Luis Miguel Pasache Vidal y las otras posibles víctimas del delito de homicidio calificado (gran crueldad) por parte del grupo paramilitar autodenominado “Comando Democrático Rodrigo Franco”, proceso en el cual están involucrados Agustín Mantilla (ya fallecido), Jesús Ríos Sáenz «Chito Ríos», Jorge Huamán Alacute, Enrique Melgar Moscoso, y otros. Recordemos que el primer juicio oral (iniciado el 27 de mayo de 2013) también se quebró después de 18 meses de duración debido a la ausencia de de la magistrada María Vidal La Rosa Sánchez, por motivos de salud.
En pocas palabras, las víctimas y familiares de estos horrendos crímenes vienen esperando más de siete años que esta última etapa procesal finalice, a ello se sumarán más años de un juicio oral que debió haber culminado ya hace mucho tiempo.
Asimismo, desde la Asociación Pro Derechos Humanos – APRODEH, expresamos nuestra profunda preocupación considerando que el juez Payano Varona falleció al ser contagiado por el virus Covid-19. Ello llama la atención para redoblar esfuerzos y buscar así implementar oportuna y eficazmente los protocolos de seguridad necesarios tanto en el Poder Judicial como en el Ministerio Público, a fin de fortalecer los mecanismos de prevención, monitoreo y atención médica.
Hoy en día, a más de tres (3) décadas de ocurridos los hechos y con la necesidad de iniciar a fojas cero un nuevo y tercer juicio oral en un contexto donde la pandemia por el Covid-19 está causando cada vez más decesos en el país y el mundo, se reitera la exigencia de brindar las garantías necesarias para efectivizar una tutela judicial efectiva y así finalmente obtener Justicia. Las víctimas y sus familiares no pueden esperar más.
Área Legal
Asociación Pro Derechos Humanos – APRODEH