Situación económica de las organizaciones de mujeres de Apurímac

Asociación Sumaqllanqamaky, del distrito de Tamburco, Organización de mujeres desocupadas Micaela Bastidas Puyucahua y Asociación de Comidas al paso Virgen del Carmen de Cotabambas

hua.

La Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) con el apoyo de la Asociación Madre Coraje y El Ayuntamiento de Madrid, lanzó la Campaña “Mujeres frente a la pandemia. Luchemos por la igualdad” el cual tiene como objetivo generar y promover mayor conciencia en la ciudadanía, en cuanto a los derechos, demandas y oportunidades de las mujeres en el contexto de la pandemia. Para saber más sobre la campaña puede consultar el video aquí. 


Karina Bueno Dueñas, coordinadora de la Unidad de Género, mencionó en el programa radial Región informativa que “la pandemia afecta a todos y todas, pero afecta de un modo distinto a las mujeres porque tienen una vulnerabilidad específica por el hecho de ser mujeres y porque ya traen consigo una serie de problemáticas estructurales que las hacen más vulnerables”. Por ello, los temas que se van a abordar en esta campaña van a ser los derechos humanos vinculados a la economía, la salud, la educación, la violencia y la política. Así mismo menciona que:

 “En cuanto al tema económico hay que tomar conciencia que las mujeres en general no han tenido las oportunidades de acceder a una educación superior, profesional o incluso siendo profesionales tienen más limitaciones para salir a trabajar lo que las ha ubicado principalmente en el sector informal de la economía y justamente este sector es el que ha sido golpeada con más fuerza por las medidas restrictivas de la pandemia”. Por tal motivo el primer tema que se abordó fue el de los derechos económicos de las mujeres apurimeñas».

Entrevista a lideresas de diversas organizaciones de la región

El caso de la Asociación Sumaqllanqamaky, del distrito de Tamburco, que se dedican a la producción de chompas, ponchos, a base de lana de alpaca ha tenido grandes cambios, iniciando por la reducción de sus integrantes. Gladys Aguilar, presidenta de esta asociación, mencionó lo siguiente: “se agotan los materiales que teníamos porque el lugar donde comprábamos había cerrado. Algunas han estado haciendo venta en Facebook, también con el apoyo de la Dircetur y una tienda virtual. Muchas de mis compañeras siguen trabajando, pero yo estoy haciendo otro trabajo. Muchas de mis otras compañeras han buscado otras alternativas para trabajar”.

Asociación Sumaqllanqamaky, del distrito de Tamburco.

Por su parte Luz Merida Soto, presidenta de la Organización de mujeres desocupadas Micaela Bastidas Puyucahua, menciona: “prácticamente la pandemia nos ha amarrado pies y manos, no podemos vender nada, ni trabajar, justamente ahora estamos conversando porque hay compañeras que no tienen ni qué comer, tienen hijos y estamos viendo la forma en que hacemos, alguna actividad. Como le digo la situación siempre está así, no deja ni que se venda en la calle”.

Así mismo Viviana Arrambide, vicepresidenta  de la Asociación de Comidas al paso Virgen del Carmen de Cotabambas, dice que: “la pandemia nos ha chocado, un fracaso total nos ha traído. Ahora estamos ahí adentro, no hay venta”. Sin embargo, a pesar de dicha situación ellas se apoyan mutuamente y se van organizando para poder solicitar algún tipo de apoyo a las autoridades políticas .